Tag Archives:

Conama 2016

El Congreso Nacional del Medio Ambiente, Conama, se celebra cada dos años desde 1992 y es el encuentro más importante para los profesionales del sector ambiental. La gestión de los residuos ha tenido tradicionalmente un papel destacado en este congreso, aunque en esta ocasión el protagonismo es mayor por los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU y la apuesta por la economía circular de la UE.

Conama 2016

La prevención de residuos (ecodiseño), el camino hacia el residuo cero y la preparación para la reutilización de RAEE apuntan claramente a evitar el problema que supone la ingente generación de residuos. El vertido cero es prioritario en plásticos, residuos de construcción y demolición (RCD), residuos alimentarios, materias primas críticas y biomasa/bioproductos, y debe llevar asociado una progresiva penalización de su práctica a la vez que incentivar otras formas de valorización. En este sentido, el congreso aborda el desafío del reciclaje de la materia orgánica y soluciones para los residuos de la agricultura, donde solo los envases de fitosanitarios y algunos envases de fertilizantes están gestionados (SIGFITO).

Por último, la atención se centrará en las basuras marinas que suponen un problema global que ha sufrido un incremento en los últimos años. También se tratará el creciente interés por el aprovechamiento económico de los residuos en América Latina y el Caribe, donde urge abordar la gestión de los residuos sólidos urbanos.

Investigación y Desarrollo (I+D) sobre residuos

El mes pasado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente presentó a los seleccionados de la cuarta convocatoria de Proyectos Clima. Los Proyectos Clima van dirigidos a la reducción o eliminación las emisiones en sectores como el transporte, residencial, residuos, agricultura o gases fluorados. Los relacionados con los residuos buscan evitar las emisiones que se generan en un vertedero por la descomposición de la materia orgánica. Una vía de actuación será en el propio vertedero a través de la captación del biogás que se genera, mientras que la otra consistirá en evitar que la materia orgánica se deposite en el vertedero. Los proyectos y programas seleccionados en la convocatoria de 2015 han sido:

  1. Instalación de una central de cogeneración, mediante biogás procedente de EDAR, con aprovechamiento térmico de los gases de escape y recuperación de calor del circuito de refrigeración. Promovido por el Ayuntamiento de Sabadell.
  2. Planta de valorización, mediante el proceso transformación termoquímica de pirólisis catalítica, de biomasa residual en biocarbón y biolíquido. Promovido por Hitech Management y Biosonoil.
  3. Planta de gasificación de Residuo Sólido Urbano (RSU) y fracciones de rechazo para producir un combustible gas que es utilizado en caldera de cogeneración para obtener energía térmica y eléctrica. Promovido por Greene Waste to Energy.
  4. Instalación de plantas para la valorización de residuos que actualmente se depositan en vertederos, para generación de un combustible diésel sintético de alta calidad, apto para su uso en automoción y otros usos. Promovido por Miracoil.
  5. Implantación de un nuevo sistema de captación de gases en vertederos orientado a valorizar el metano para la generación de energía, evitando su difusión a la atmósfera o la combustión en antorcha. Promovido por Asociación Nacional de Empresas Públicas de Medio Ambiente.
  6. Construcción de una instalación de reciclaje y conversión de gases refrigerantes mediante la conversión a sales de sodio y usando como fuente de energía el metano contenido en el biogás de vertedero. Promovido por E-Waste Canarias.
  7. Construccción de planta de compostaje de residuos orgánicos y material SANDACH para valorizar determinados residuos que, de otra manera, se eliminarían mediante su depósito en vertedero. Promovido por Biogas Fuel Cell y Purines Almazán.

Proyectos Clima

Obligaciones para los gestores de RAEE

Los gestores de RAEE en España deben de cumplir una serie de obligaciones según su actividad de gestión. A continuación se detalla el apartado concreto del Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que las especifica (pinchar el enlace para leer el texto completo):

Gestión de RAEE

a) Actividades de recogida de RAEE (R‐13)

Han de cumplir las condiciones de almacenamiento fijadas en el Anexo VIII.1 (báscula, jaulas o contenedores, superficies impermeables, actividad bajo cubierto, etc…).

b) Actividades de preparación para la reutilización (R‐14)

• Deberán cumplir los requisitos técnicos establecidos en el Anexo IX.B
• Llegar a acuerdos con los gestores de tratamientos específicos para que estos alcancen los objetivos establecidos en el Anexo XIV.A y con los productores de AEE.

c) Actividades de tratamiento específico (R‐12)

Deben cumplir los requisitos establecidos en el:
Anexo VIII.2 en relación al almacenamiento.
Anexo XIII.
• Los objetivos mínimos de valorización establecidos en el Anexo XIV.A.
• No se podrán eliminar los RAEE que no hayan sido previamente sometidos a un tratamiento.

Los 5 puntos destacados del nuevo PEMAR

El pasado 6 de noviembre de 2015 se aprobó el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022 para mejorar las deficiencias detectadas en la política de residuos de España. El objetivo final del Plan, al igual que lo es el de la política comunitaria de residuos, es convertir a España en una sociedad eficiente en el uso de los recursos, que avance hacia una economía circular. El PEMAR aplica la jerarquía del residuo establecida en la normativa comunitaria: reducir el depósito en vertedero mediante el incremento de la preparación para la reutilización, el reciclado y otras formas de valorización, incluida la valorización energética.

  1. Es fundamental aumentar la recogida separada de residuos, especialmente de los orgánicos puesto que suponen el 42% de los residuos municipales. También hace hincapié en la recogida separada de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en función de los productos puestos en el mercado. Para pilas y acumuladores portátiles se espera llegar al 60% a partir del 31 de diciembre de 2020.
  2. Como novedad y para garantizar el cumplimiento de los objetivos nacionales, las comunidades autónomas deberán cumplir esos objetivos con los residuos generados en su territorio.
  3. En cuanto a la prevención, este plan establece alcanzar en 2020 una reducción de un 10%, respecto a 2010, en la generación de residuos.
  4. Se marcan diferentes objetivos para la preparación, la reutilización y el reciclado de las fracciones reciclables de residuos de todo tipo. Como por ejemplo, conseguir el 50% de reciclado de residuos urbanos en 2020.
  5. Las bolsas de plástico son otro enemigo a batir por lo que se evitará que se entreguen gratis, de manera que su consumo se reduzca a 90 bolsas por habitante y año antes de 2020 y a 40, antes de 2025.
Consultar aquí el texto completo

10 oportunidades que aprovechar de los residuos

La gestión de residuos está llamada a convertirse en uno de los motores de crecimiento y creación de empleo del siglo XXI. ¿Por qué?

1. Cada vez hay más volumen de residuos y cada vez es menor la capacidad que tiene nuestro planeta para asimilarlos. La clave es convertir esos residuos en recursos.

2. La gestión de los residuos consiste en evitarlos, reutilizarlos, reciclarlos, valorizarlos y eliminarlos, por este orden.

3. Las materias primas son más finitas que las materias primas secundarias. La materia prima secundaria es aquella sustancia que ha sido sometida a una operación de valorización y permite su uso directo como sustituto de una materia prima procedente de los recursos naturales.

4. Los residuos también sirven para generar energía eléctrica. Se hace mediante técnicas de gasificación en centrales eléctricas de biomasa.

Clasificadora de reciclaje

5. También se obtienen de ellos combustibles para el transporte. El bioetanol (a partir de azúcares) o el biodiésel (de aceites vegetales) son alternativas que reducen considerablemente las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

6. El de los residuos no es un sector maduro por lo que hay un importante nicho para la creación de nuevas empresas que no existe en otros mercados más consolidados.

7. Pero no solo hay oportunidades de negocio en tierra firme: en el océano también se necesita mejorar urgentemente. Según los cálculos de la ONU, cada milla cuadrada de nuestros océanos contiene un promedio de 46.000 pedazos de plástico flotantes. The Ocean CleanUp es un proyecto para limpiarlos ideado por un joven holandés.

8. Incluso en el espacio también hay un problema que resolver: la chatarra orbitando alrededor de nuestro planeta.

9. Los profesionales de este sector no solo son, evidentemente, los que se dedican a la recogida de basuras por la noche. Hay multitud de perfiles, desde un gestor medioambiental en cualquier tipo de empresa hasta la ingeniería o construcción de las grandes plantas o los técnicos y operarios de las mismas.

10. Estos son ejemplos de las posibilidades laborales en España: en 1998, había 219.000 empleos dedicados a la gestión de residuos. Diez años después la cifra aumentó un 133%, llegando a los 510.000. Además, en 2012 la tasa de paro en el sector se situaba en el 11%, cuando la del resto del país era del 25%.

Fuente: Revista GQ

Cumbre mundial de la valorización de residuos

Los días 19 y 20 de mayo tiene lugar en Londres la cuarta edición de la World Waste to Energy City Summit. Esta cita reúne a empresas internacionales de gestión de residuos, desarrolladores, banqueros, inversores de capital privado, proveedores de tecnología y usuarios finales.
El objetivo es tratar de acelerar la comercialización de los residuos como recursos, a través de las oportunidades globales que supone la transformación avanzada en energía, combustible y productos químicos. La cumbre mundial de la valorización de residuos aborda la necesidad de innovación, no sólo tecnológica, sino política, financiera y de modelos de colaboración.

La representación española en esta importante cita correrá a cargo de FCC Medio Ambiente, que expondrá las tendencias globales en valorización energética de residuos.
Además, se tratarán temas cómo los riesgos y oportunidades de la financiación con deuda y capital, debates sobre la industria de conversión energética avanzada, casos de éxito en las tecnologías de conversión avanzada (ACT), proyectos internacionales en mercados emergentes de gran potencial (Latinoamérica, Europa central y del este, Oriente Medio y sudeste asiático), productos de alto valor (combustibles y químicos) procedentes de los residuos urbanos municipales y comerciales.

World Waste to Energy City Summit 2015

La valorización energética

Existen numerosas tecnologías para la valorización energética de los residuos: incineración, gasificación, pirólisis, secado térmico, digestión anaerobia, compostaje. La incineración de basuras está ampliamente extendida en algunos países como Dinamarca, que incinera hasta un 56% de sus RSU, Suecia el 52%, los Países Bajos un 30% y los Estados Unidos el 16%. En nuestro país existen 22 plantas incineradoras que queman un 6% de los residuos. La incineración consiste en la oxidación total de los residuos en exceso de aire y a temperaturas superiores a 850ºC. Se realiza en hornos apropiados con aprovechamiento o no de la energía producida en cuyo caso se habla de valorización energética (Waste-to-Energy). La utilización del residuo como energía es el ejemplo óptimo de valorización.

El poder calorífico de los residuos es variable, en el caso de los plásticos hidrocarbonados se estima que es comparable a la de los derivados del petróleo con algunas ventajas medioambientales como la de no generar óxidos de azufre, causantes de la lluvia ácida. Sin embargo la combustión de PVC genera un 50% de energía que los anteriores.Ventajas de la valorización energética

Otros inconvenientes que se presentan:

  • La combustión indiscriminada de la basura sin separación produce como efecto de la combustión determinados productos muy tóxicos. La presencia de PVC en la mezcla, aporta a los gases de combustión ácido clorhídrico que en presencia de materia orgánica puede originar productos tóxicos.
  • Las cenizas producto de la combustión contienen metales pesados, tales como el cadmio en cantidades consideradas peligrosas y deben recibir un tratamiento especial como residuos peligrosos.
  • Como consecuencia de los dos puntos anteriores es necesario hacer cuantiosas inversiones tecnológicas.
  • Si se incineran materiales reciclables por otros procedimientos se produce un consumo de recursos valiosos.

Como respuesta a estos problemas la tecnología de la incineración se ha desarrollado mucho los últimos años con el fin de reducir las emisiones de gases y humos. Las incineradoras operan a temperaturas elevadas con el fin de destruir dioxinas y furanos, normalmente lo hacen a 1000ºC. Por otro lado y para garantizar la composición de los gases emitidos incorporan unidades de lavado y filtros adecuados. Todo ello regulado por una estricta normativa tanto europea como nacional.

En los países europeos más concienciados en protección medioambiental, como por ejemplo Alemania, Noruega, Austria o Bélgica, los porcentajes de sustitución de combustibles fósiles por residuos oscilan entre el 50 y el 65%. En España este porcentaje fue del 26% en 2012. Actualmente la valorización energética de residuos en España se está realizando sobre todo en cementeras. Los residuos que se utilizan en las fábricas de cemento como combustibles alternativos pueden ser sólidos (plásticos, residuos de la producción papelera…) o líquidos (aceites minerales usados, disolventes, pinturas, barnices…). Muchos de estos residuos son totalmente biomasa (madera, lodos depuradora, harinas cárnicas) o tienen un contenido parcial de biomasa (neumáticos usados o combustibles derivados de residuos urbanos). Este es un dato muy importante puesto que la utilización de combustibles con biomasa se considera neutra en cuando a sus emisiones de CO2.

Suecia importa basura

En Suecia, la basura es un recurso que se transforma en energía. El 96% de los desperdicios se recicla o se deriva a las plantas de incineración. Suecia tiene varias plantas donde quema la basura para convertirla en calor para sus hogares. Los suecos reciclan casi la mitad de sus residuos y utilizan el 52% para producir calor, lo que deja menos de 1% de basura en el vertedero. Ese 52% es insuficiente para las 32 plantas que tienen produciendo energía, y que están gestionadas por la empresa pública Renova.

De acuerdo con Avfall Sverige, la institución sueca encargada de gestionar los residuos, el éxito del sistema de reciclaje ciudadano está presentando una desventaja: escasea la basura para producir aun más energía. Por eso, la solución ha sido importarla desde Noruega mediante un convenio por el que ambos países se benefician. A Noruega le resulta más rentable pagarle a Suecia para que se lleve 800.000 toneladas de residuos que procesarlos en el propio país. Suecia importa no solo de Noruega, sino también del Reino Unido, Irlanda e Italia.

Suecia incineradora

Suecia se anticipó a otros países en la transformación de basura en energía, pues inició en la década del 70 la expansión de las plantas de incineración. Una década más tarde fueron pioneros también en la reducción de emisiones, producto de esta incineración. Actualmente, han logrado reducir entre el 90% y 99% de las emisiones, mediante técnicas especiales que benefician el medio ambiente. En muchos otros países las infraestructuras para el calor y la electricidad se basan en gas u otros combustibles fósiles, por lo que resulta caro construir plantas que funcionen con basura. Tres toneladas de basura contienen tanta energía como una tonelada de gasolina.

Las campañas que décadas atrás inició el gobierno dieron buenos resultados, y hoy hogares y vecindarios mantienen la cultura de separar sus desperdicios como un hábito, o más aun, como un acto reflejo. En las casas separan orgánicos, metales, pilas, vidrios de color, vidrios transparentes, plástico duro, plástico blando, cartón y Tetra Pak, papeles, periódicos y revistas. En cuanto al reciclaje de desperdicios electrónicos y eléctricos, Suecia también es líder. Cada ciudadano sueco recicla 16 kilos de este material al año; desde neveras, televisores, cámaras, oredenadores, etc. El destino de ese material es la manufactura de nuevos productos. Este sistema se llama Elretur y se realiza en colaboración con los municipios, quienes han dispuesto cerca de 1.000 puntos de recogida en todo el país. Las plantas de reciclaje en Suecia están por norma a menos de 300 metros de cualquier área residencial. Aquello que no puede ser reutilizado o reciclado normalmente acaba en las plantas WTE (waste-to-energy).

La valorización de residuos

La Ley 22/2011 sobre residuos define la valorización como “cualquier operación cuyo resultado principal sea que el residuo sirva a una finalidad útil al sustituir a otros materiales, que de otro modo se habrían utilizado para cumplir una función particular, o que el residuo sea preparado para cumplir esa función en la instalación o en la economía en general”. El ejemplo óptimo de valorización es el de la utilización del residuo como combustible u otro modo de producir energía. El resto de operaciones supondrían una recuperación, regeneración o reciclado de todo o parte del residuo.

En España, los denominados Sistemas Integrados de Gestión (SIG) son los encargados de la valorización de los residuos susceptibles de ello, como el papel/cartón, el vidrio, los envases, los neumáticos, los vehículos fuera de uso, los residuos de construcción y demolición, y los aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Sirva a modo de ejemplo, que de las toneladas de residuos plásticos que se generan en nuestro país, se reciclan un 24%, un 20% se recupera energéticamente y el 56% restante se destina a vertedero. Los plásticos, tienen un contenido energético superior al de los combustibles fósiles: 1 kg de residuos plásticos tiene un valor calorífico o energético superior a 1 kg de gasoil para calefacción. Actualmente la valorización energética de residuos se está realizando sobre todo en cementeras y en el último año, el uso de residuos plásticos como combustible en cementeras ha aumentado un 50%.

Valorización de RSU

El correcto funcionamiento de los SIG depende de varios factores. Los ayuntamientos deben contar con una infraestructura adecuada que incluya centros de recepción, manipulación y expedición de residuos, así como suficientes servicios de recogida selectiva, de manera que los consumidores puedan disponer de ellos. Además, los circuitos de comercialización deben también ofrecer su apoyo. Y finalmente, la colaboración de los consumidores es fundamental para el éxito de este proceso. Por ejemplo, uno de cada cuatro materiales no se deposita adecuadamente en los contenedores, lo que reduce las posibilidades de su recuperación. Por ello, cuánto más limpios y mejor separados estén los residuos, más fácil y rentable será valorizarlos.


UTILIZAMOS COOKIES PARA ANALÍTICA WEB. AL CONTINUAR NAVEGANDO, ENTENDEMOS QUE LAS ACEPTA. MÁS INFORMACIÓN EN NUESTRA POLÍTICA DE COOKIES.
CERRAR
x