Tag Archives:

¿Quién es productor en la ley de residuos?

1. Productor de residuos

Es cualquier persona física o jurídica cuya actividad produzca residuos (productor inicial de residuos) o cualquier persona que efectúe operaciones de tratamiento previo, de mezcla o de otro tipo, que ocasionen un cambio de naturaleza o de composición de esos residuos.

Costes de la gestión de los residuos

De acuerdo con el principio de quien contamina paga, los costes relativos a la gestión de los residuos, incluidos los costes correspondientes a la infraestructura necesaria y a su funcionamiento, así como los costes relativos a los impactos medioambientales y en particular los de las emisiones de gases de efecto invernadero, tendrán que correr a cargo del productor inicial de residuos, del poseedor actual o del anterior poseedor de residuos.

2. Productor del producto

Es cualquier persona física o jurídica que desarrolle, fabrique, procese, trate, llene, venda o importe productos de forma profesional, con independencia de la técnica de venta utilizada, incluido el importador. Se incluye en este concepto tanto a los que están establecidos en el territorio nacional e introducen productos en el mercado nacional como a los que estén en otro estado miembro o tercer país y vendan a distancia directamente a hogares u otros usuarios distintos de los hogares privados.

Costes de la gestión de los residuos

Las normas que regulen la responsabilidad ampliada del productor para flujos de residuos determinados (como envases, aparatos eléctricos y electrónicos, vehículos, neumáticos…) establecerán los supuestos en los que los costes relativos a su gestión tendrán que ser sufragados, parcial o totalmente, por el productor del producto del que proceden los residuos y cuándo los distribuidores del producto podrán compartir dichos costes.

Fuente: https://www.miteco.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/participacion-publica/200602aplresiduosysc_informacionpublica_tcm30-509526.pdf

Sanciones en España con relación a los residuos

Las sanciones por infringir la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, están tipificadas en el Artículo 47.

a) En el caso de infracciones muy graves:
  1. Multa desde 45.001 euros hasta 1.750.000 euros, excepto si se trata de residuos peligrosos, en cuyo caso la multa podrá ser desde 300.001 euros hasta 1.750.000 euros.
  2. Inhabilitación para el ejercicio de cualquiera de las actividades previstas en esta Ley por un período de tiempo no inferior a un año ni superior a diez.
  3. En los supuestos de infracciones tipificadas en las letras a), b), e), f), i) y k) del artículo 46.2, clausura temporal o definitiva, total o parcial, de las instalaciones o aparatos, por un plazo máximo de 5 años, salvaguardándose en estos casos los derechos de los trabajadores de acuerdo con lo previsto en la legislación laboral.
  4. En los supuestos de infracciones tipificadas en las letras a), b), e), f), g), i) y k) del artículo 46.2, revocación de la autorización o suspensión de la misma por un tiempo no inferior a un año ni superior a diez.
b) En el caso de infracciones graves:
  1. Multa desde 901 euros hasta 45.000 euros excepto si se trata de residuos peligrosos, en cuyo caso la multa será desde 9.001 euros hasta 300.000 euros.
  2. Inhabilitación para el ejercicio de cualquiera de las actividades previstas en esta Ley por un período de tiempo inferior a un año.
  3. En los supuestos de infracciones tipificadas en las letras a), b), e), g), i), j), k) y l) del artículo 46.3, revocación de la autorización o suspensión de la misma por un tiempo de hasta un año.
c) Las infracciones leves se sancionarán con una multa de hasta 900 euros. Si se trata de residuos peligrosos ésta será de hasta 9.000 euros.

En los supuestos de las infracciones reguladas en los apartados 46.2.l) y 46.3.m), el órgano que ejerza la potestad sancionadora podrá acordar también, como sanción accesoria, el decomiso de las mercancías, en cuyo caso determinará su destino final.

Transporte de RAEE

El traslado de residuos está regulado en España por el Real Decreto 180/2015. Ese RD también regula el transporte de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), excepto en el caso concreto en que el consumidor compra un aparato que le llevan a casa y allí le recogen el antiguo (logística inversa). El traslado se realiza a la plataforma logística, que es la instalación de recogida y almacenamiento de RAEE en el ámbito de la distribución.
Transporte RAEE
Se considera traslado de residuos cuando el residuo se lleva a un gestor. Es ahí cuando hace falta una documentación específica que permita trazar el camino que sigue el residuo:

  • Notificación previa a la comunidad autónoma donde se realice el traslado
  • Documento de Identificación

Además, para traslados entre Comunidades Autónomas, se debe disponer, con carácter previo al inicio del traslado, de un contrato de tratamiento, definido éste como el acuerdo entre el operador y el destinatario del traslado que establece, al menos, las especificaciones de los residuos, las condiciones del traslado y las obligaciones de las partes cuando se presenten incidencias.

Transporte RAEE

Valorizar un residuo

¿Qué significa valorizar un residuo? Consiste en aprovecharlo al máximo a través de cualquier tratamiento que no suponga ningún perjuicio para la salud humana ni para el medio ambiente.

Estos serían dos ejemplos de valorización:

  • Residuo: envases vacíos contaminados. El primer paso es recoger ese envase de forma separada. La valorización incluye el procedimiento de optimizar el espacio, para lo cual se limpia, se tritura, se prepara y se manda a otro gestor final.
  • Residuo: aceite vegetal usado. La recogida separada en este caso puede ser incluso puerta a puerta en el sector de la hostelería (donde se suministra un bidón de 30-50 litros). Su logística implica que se recoge el bidón lleno a la vez que se deja uno vacío. Ya en la planta se prepara, se limpia, se separan el agua y los restos de frituras y se equilibra la acidez. Cuando hay suficiente aceite para llenar una cisterna de, por ejemplo, 25 toneladas, entonces se manda a una refinería. De esta forma, ese residuo de aceite vuelve a entrar en la economía como materia prima: biocombustible.

jerarquia-residuosLas ventajas de valorizar los residuos son claras, y hacia ellas va encaminada la economía circular:

  1. Se evita la contaminación producida por ese residuo.
  2. Se evita el uso de una materia prima extraída de la naturaleza.
  3. Al obtener valor de él, se contrarresta el coste de su gestión.

La declaración “Step up”

Con el año 2020 como horizonte temporal, 21 conocidas empresas se han comprometido públicamente a intensificar su lucha contra el cambio climático en la que han llamado la “Step Up Declaration”. Se trata de una alianza que aprovecha el poder de las tecnologías emergentes y la cuarta revolución industrial para ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Cada una de ellas ha establecido sus propios compromisos y solo las siguientes compañías han incluido los residuos y el reciclaje entre ellos:

https://stepupdeclaration.org/

  • Supermicro: Genera basura electrónica cada vez que los centros de datos actualizan su servidor, y equipos de almacenamiento y red, lo que ocurre cada 3-5 años. Quiere reducirla para 2025.
  • Tech Mahindra: Se ha asociado con proveedores aprobados por el gobierno indio porque ofrecen más garantías para desechar y reciclar de manera segura los residuos electrónicos. Además, reducirán un 15% el consumo de papel para 2021, lo que evitará esos residuos también.
  • Cisco Systems: Ya informa anualmente de los progresos hechos por sus proveedores, incluidos los socios de montaje final, proveedores de componentes, proveedores de transporte y empresas de reciclaje, en cuanto a reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Autodesk: Ayudará sus clientes a reducir los residuos que generan.
Fuente: https://stepupdeclaration.org/thecoalition/

Estadísticas mundiales sobre RAEE

Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) no dejan de aumentar en todo el mundo, y la tendencia seguirá al alza debido a la aparición de tecnologías cada vez más innovadoras y productos cada vez más accesibles.

Un reciente informe constata que las cantidades totales de basura electrónica reportadas  son inferiores a la realidad y limitadas a ciertas regiones y países. Por eso reclama establecer métodos y técnicas estandarizados para facilitar una medición realista de los residuos generados en cada país, y en ello trabaja, por ejemplo, la Universidad de las Naciones Unidas (UNU). Final-Report-for-the-BIR-E-Scrap-Committee-May-2018_Página_01Además, el ritmo de introducción y promulgación de leyes para gestionar adecuadamente estos residuos contaminantes es demasiado lento comparado con su crecimiento.

La falta de datos oficiales es la razón principal de las diferencias en los tipos de residuos incluidos en las estadísticas. Se estima que tan solo el 40% de la basura electrónica generada entre los años 2003 y 2014 ha sido contabilizada y solo por unos pocos países, aparte de los Estados miembros de la Unión Europea. Según datos del Eurostat, en 2014 España recogió de forma separada poco más del 21% de RAEE generados.

Estados Unidos y Canadá junto con Europa Occidental son los que generaron más residuos por habitante: más de 20 kilos en 2016. Sin embargo, los países de Asia y Pacífico, con baja o moderada generación individual (sobre los 3 kg/hab) fueron los que generaron una mayor cantidad total: casi el 40% de toda la basura electrónica mundial. El informe proyecta que para 2025 se generarán casi 54 millones de toneladas de residuos electrónicos en todo el mundo.

Fuente: http://www.bir.org/assets/Documents/escrap/Final-Report-for-the-BIR-E-Scrap-Committee-May-2018.pdf

¿Cómo se valoran los residuos?

La regla básica y común para todos los residuos es que cuanto más fácilmente se puedan recuperar, más valor tienen.

  • METALES: El precio varía según el nivel de pureza y la Bolsa de Metales de Londres (London Metal Exchange).
  • BATERÍA DE PLOMO ÁCIDO: Valorizable parcialmente según el plomo que contenga.
  • RAEE (incluye tubos fluorescentes, bombillas de bajo consumo y LED): Para recibir las compensaciones de los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada (SCRAP) hay que adherirse al convenio marco y tratar con OfiRaee.
  • PILAS: Para recibir las compensaciones de los SCRAP hay que adherirse al convenio marco y tratar con Ofipilas. El precio superior se aplica cuando el ente local hace la recogida y el inferior cuando la recogida la hacen los SCRAP.
  • NEUMÁTICOS: Si el gestor está registrado en los SCRAP, la recogida es gratuita para los neumáticos de reposición de particulares.
  • MADERA: La madera natural es más fácil de recuperar y se recomienda separarla de la madera tratada.
  • ACEITE MINERAL (coches): Los fabricantes y otros productores que pongan en el mercado aceites minerales se tienen que hacer cargo de su gestión a través de los SCRAP SIGAUS o SIGPI. El precio de valorización depende del grado de pureza o de si está mezclado con agua u otros contaminantes.
  • ACEITE VEGETAL USADO: Precio en función de la cantidad y el gestor.
  • PLÁSTICO (PEAD, PEBD y PET): Para aumentar su precio y favorecer su reciclaje se recomienda clasificar y prensar las diferentes fracciones de los polímeros.
  • VIDRIO DE ENVASES: No mezclarlo con vidrio plano. El precio varía en función de si se trata de vidrio de color o transparente.
  • CARTÓN: Según la calidad del cartón y la tipología del gestor.
  • PAPEL: Precios según la calidad del papel blanco (de primera, continuo, blanco, monitor, archivo, etc.).
  • TÓNERES: Se tienen que separar los cartuchos de tóner de los de inyección de tinta. Se recomienda almacenarlos con su embalaje para evitar roturas. Precios variables en función de la marca y el modelo, originales o compatibles.
Fuente: https://www.diba.cat/documents/471041/0/butllet%C3%AD+juny%2717.pdf/3eea2248-bfdb-4a41-8fa7-02bf5f931866

9 consideraciones sobre el traslado de residuos

Desde la introducción del Real Decreto 180/2015, por el que se regula el traslado de residuos en el territorio español, hay que tener en cuenta que:

  1. La figura del gestor de tratamiento, denominándose así al explotador de una instalación, puede coincidir o no con el titular de la misma.
  2. La actividad principal será obligatoria para la asignación de NIMA y debe figurar en todos los documentos. Gestores, transportistas y productores de residuo tendrán la obligación de informar el código de actividad CNAE 2009, tal como consta en la Agencia Tributaria.
  3. Se establece el procedimiento de asignación de NIMA para casos comunes dentro de la gestión de residuos como obras, contenedores, contratas de mantenimiento, unidades móviles, instalaciones de telefonía o eléctricas, comercios de electrodomésticos y ciudadanos particulares.
  4. Desaparece el código de autorización de recogedor o transportista asumiendo la titularidad (G03) y aparecen nuevos códigos para agentes, negociantes, poseedores, etc. Las entidades con autorización G03 pasan a ser transportistas.
  5. ESIR es ahora la plataforma del MAPAMA que incluye el Registro de Producción y Gestión de Residuos, las memorias anuales de gestores (MAG) y la validación e intercambio de documentos de traslado.
  6. Las operaciones de eliminación y valorización de residuos definidas en los anexos I y II de la Ley 22/2011 (tablas D y R) se ampliarán con códigos de actividad más detallados disponibles en E3L (Environmental Electronic Exchange Language).
  7. Se introduce la figura del representante en los términos establecidos en el Real Decreto 1671/2009 para la presentación de documentos electrónicos.
  8. En los documentos de identificación (DI) solo se tendrá en cuenta el peso neto, a diferencia de los DCS donde también se informaba el peso bruto.
  9. Obligatoriedad de acompañar los traslados de residuos no peligrosos de un documento de identificación.
Fuente: http://www.ismedioambiente.com/paginas/analizando-el-protocolo-de-intercambio-de-datos-de-residuos-e3l-3-0

9 formas de reducir nuestros residuos

Si nos paramos a pensar en nuestros hábitos de consumo, nos daremos cuenta de que la mayor parte de los residuos que generamos son envases y embalajes de alimentos u otros objetos. Por material, el residuo más abundante es el plástico. Por eso es importante que hagamos de ellos el objetivo principal de nuestras prácticas de reducción. En general podríamos seguir estos consejos para generar menos residuos:

Logo Reduce

  1. Cuantos menos envases o embalajes, mejor (por ejemplo, a granel).
  2. Cuanto más grande es el formato, mejor (por tanto, evitar formatos monodosis).
  3. Teniendo en cuenta la reutilización y reciclabilidad, el mejor envase sería el de vidrio, luego las latas metálicas, cartón, plástico, y por último el tetrabrik.
  4. Cuanto más dure un producto, aunque cambie de manos, más retrasamos la generación del residuo.
  5. Tratar de evitar todo lo que sea de un solo uso, como por ejemplo el papel y plástico desechable (servilletas de papel, papel de cocina, vajilla y cubiertos de plástico*…), que además no se puede reciclar.
  6. Mejor si el producto es rellenable (rotuladores) o recargable (baterías).
  7. Utilizar fiambreras u otro recipientes en lugar del papel de aluminio o film transparente.
  8. Los jabones concentrados son una opción eficiente desde el punto de vista del envase que los contiene y de su transporte (más cantidad en menos peso).
  9. Imprimir lo indispensable, y a ser posible, en papel reutilizado o 100% reciclado y libre de cloro.

La conclusión es que para generar los menos residuos posibles solo habría que comprar lo que seamos capaces de hacer “desaparecer por completo”. Por ejemplo, si compramos una barra de pan y nos la comemos toda, no habríamos producido ningún residuo.

*En Francia, a partir de 2020 solo se permitirán las vajillas desechables que contengan un 50% o más de materiales biodegradables.

La jerarquía del residuo

La Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008, estableció por primera vez la llamada jerarquía de los residuos. El primer objetivo de cualquier política en materia de residuos debe ser reducir al mínimo los efectos negativos de la generación y la gestión de los residuos para la salud humana y el medio ambiente. La política en materia de residuos debe tener también por objeto reducir el uso de recursos y favorecer la aplicación práctica de la jerarquía de residuos.
La jerarquía de residuos establece en general un orden de prioridad de lo que constituye la mejor opción global para el medio ambiente en la legislación y la política en materia de residuos:
jerarquia-residuos
Esta pirámide entronca además con la conocida regla de las tres erres (3R):

Logo 3R

La Iniciativa 3R surgió en Japón en 2002 y fue difundida en la cumbre del G8 de junio de 2004, con el fin de promover a nivel mundial una sociedad orientada al reciclaje, que utilizara de manera eficaz los recursos y materiales. Reducir y reutilizar corresponden al productor y al consumidor; y reciclar, recuperar y eliminar corresponden al gestor.


UTILIZAMOS COOKIES PARA ANALÍTICA WEB. AL CONTINUAR NAVEGANDO, ENTENDEMOS QUE LAS ACEPTA. MÁS INFORMACIÓN EN NUESTRA POLÍTICA DE COOKIES.
CERRAR
x